Cultiva futuro, cultivo ecológico con MealFrass

Cultiva futuro, cultivo ecológico con MealFrass

Cultiva futuro, cultivo ecológico con MealFrass

Mientras que la población mundial siga en aumento, el mundo deberá hacer frente a la demanda creciente de alimentos. Cirera y Masset (2010) estimaron que durante la el siglo XXI las producciones de los cultivos agrícolas deberían incrementarse en un 100% para asegurar alimentos suficientes para todos. Hace setenta años, la denominada “Revolución Verde”, basada en el desarrollo de fertilizantes y pesticidas de origen químico, permitió incrementar la producción agrícola mundial salvando a millones de personas de la malnutrición y el hambre. Sin embargo, la síntesis de tales productos químicos requiere del consumo de grandes cantidades de energía, que contribuyen al cambio climático, y su aplicación origina la contaminación de suelos y agua, teniendo marcados efectos nocivos para el medio ambiente y la salud de las personas, lo que hace necesario plantear un nuevo modelo de producción basado en el cultivo ecológico.

Así pues, el desarrollo de una agricultura eficiente, que garantice la producción de alimentos para la creciente población mundial al mismo tiempo que se minimicen los daños al medio ambiente es uno de los grandes retos de nuestros días, constituyendo una de las prioridades  a nivel global.

El desarrollo y aplicación de nuevos productos de origen orgánico con la capacidad de promover el desarrollo y producción de los cultivos es una de las posibles vías para conseguir dichos retos. Los productos orgánicos que promocionan el crecimiento vegetal se pueden agrupar en tres tipos: biofertilizantes, aquellos que aportan nutrientes a la planta, biofitofortificantes, capaces de inducir resistencia frente a factores que originan estrés en la planta, y biopesticidas, aquellos que actúan en el  control de organismos patógenos.

MealFrass es un abono bio-ecológico que proviene de la deyección del escarabajo de la harina, o en su nombre científico, el Tenebrio Molitor,  resultado de la digestión de cereales y hortalizas, base de su alimentación. La utilización de estas deposiciones como fuente nutricional para las plantas mejora los cultivos ocasionando un considerable aumento en el peso además de un aumento significativo en la productividad de cultivos . Se destaca que la posibilidad de que este aumento en la productividad agrícola ligada a la aplicación de este abono está íntimamente relacionada con los nutrientes que el mismo es capaz de aportarle a las plantas a través de las raíces.

En nuestro próximo post hablaremos de por qué  MealFrass es un abono que actúa como biofertilizante, biofortificante y biopesticida.

Cultiva futuro, cultivo ecológico con MealFrass. ¿Hay algo más sabio que la propia naturaleza?

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *